Historia




Los inicios de la Gestoría Martorell se sitúan en un pequeño despacho en la Calle de la Economía, en el domicilio del padre del Jaume Martorell. El abuelo Juan trabajaba en la FISA y, como tenía traza con los números, a menudo ayudaba a amigos y conocidos a "contar las nóminas".

Sin embargo, cada vez eran más los vilanovinos que iban a ver al abuelo Juan, y poco a poco la antigua habitación de la máquina de coser se fue convirtiendo en un pequeño despacho. Su hijo Jaime, muy pequeño, ya ayudaba a su padre en el despacho -¡cuántas veces había ido a entregar papeles a los clientes con la bicicleta! -.

El abuelo Juan veía que tenía madera para seguir con su incipiente negocio, y el matriculó para el examen de Gestor Administrativo. En 1974, Jaume y Anna abrían las puertas de la Gestoría Martorell por primera vez, en un pequeño piso situado en la calle de la Mercè.

A pesar de su juventud e inexperiencia, las ganas y la ilusión hicieron que, poco a poco, la plantilla se fuera ampliando. La primera oficina se quedaba pequeña, y en 1992 inauguraban la nueva oficina, en el número 12 de la misma calle de la Mercè.

En 1999, tras Licenciar en Administración y Dirección de Empresas, Natalia Martorell incorpora a la plantilla de la gestoría y da continuidad al negocio familiar.